2006/01/09

La vieja sirena

Siendo lunes no se me ocurre nada, así que mejor pongo algo de una persona que es uno de los grandes en esto de la literatura.


"-... La tristeza está en comprender. Mira los animales, esos peces que a ti te apenan tanto, recién desanzuelados, contrayéndose y saltando hasta morir. Les duele el músculo pero no están tristes, porque no se lo explican, ni lo intentan. La angustia es comprender que nos falta algo y no sabemos lo que es: hay en nuestros adentros un abismo sin fondo. A veces creemos llenarlo con algo muy deseado, pero que, una vez conseguido, ha agrandado el abismo. Ése es el hombre...".

"-... Ese es el destino humano. Al animal le duele la carne, pero no sufre el espíritu, o lo que nos hayamos fabricado dentro. Los animales no conocen la tristeza, salvo quizás el perro o el caballo, humanizados para desgracia suya. Lo humano es vivir el sufrimiento dándole sentido. Abrazamos la pasión para intensificar nuestra vida pues, como los desollados, nos aporta sensaciones en carne viva pero con el amor llega inevitablemente el sufrimiento, distinto del dolor..."

José Luis Sampedro - La Vieja Sirena - Ed. De Bolsillo

3 comentarios:

ihateme dijo...

Pues yo pondré algo de alguién que es el más grande en esto de la literatura:

"lo estoy haciendo otra vez
lo que dije nunca más lo que juré que nunca más lo que habrían
tenido que arrancarme con torturas
con fuego bajo las uñas y corrientes duchas frías y potro potro potro
y todo el dolor imaginable
y el que no

y sale fácil
sale como un beso
sale como la bala que te mata la que te salva la bala
que mató a los presidentes la razón
que acabará con todo esto
así de fácil así
seguido seguido seguido
sin dudar
como nunca imaginaste como nunca deseaste como quien
no quiere la cosa y
así es
en realidad

nunca lo quise nunca lo busqué huí de esto y lo otro y de la gente
y las broncas y los besos
y del cielo
y las estrellas las jodidas estrellas y de
venus marte mercurio sirius jupiter saturno
del sol y
de la tierra
y de
toda esa mierda girando loca entre el caos y no
caos
allá donde termina la pobreza
donde terminan la sordera la miopía y el
tren bala y la razón

pero no me creo nada y la cosa sale y sale y sale
de mí
(a juzgar por las apariencias)
y aquel chico es una ruina y todo el barrio es una ruina y la ciudad entera
es una ruina
y tú puedes salvarla
dice tú
puedes arder y no arder
tú eres el fuego
tú eres la estrella la luz y la palabra
eres el rock y la cerveza eres ghandi
eres pelé
marylin cesar el titanic superman
la bomba H
eres la mano izquierda del
buen dios

en el avión
en la carretera
en los semáforos
en los edificios las iglesias las azoteas
en la televisión
no hay esperanza
sólo hay orden sólo hay una dirección
una épica extraña en todo esto
en todos ellos
una épica minúscula y ciega
una épica miope de goma y cobre y sudor
y café
y balas y trenes y luz
y neón
neón
neón

y victimas
verdugos y testigos
y mentiras y preguntas y
mentiras y mentiras
y mentiras

y la cosa es tan sencilla

sal a la calle
míralos
y huele
huele la muerte
huele algo peor que el miedo peor que
la muerte
huele su abandono su desesperanza su estupidez infinita
huele sus sonrisas de cabrón sus trajes de verano sus
bolsas llenas de filete pescado verdura
de sueño y algodón
y cosas muertas
todas muertas

y ese chico es una ruina y la ciudad es una ruina y
ya no tengo humor para mirarlo ni humor para escapar
para volver la vista o para salir
a despertarlos
o estallar

déjalo
déjalo crujir y retorcerse arder chisporrotear fundirse y
resucitar al tercer día
déjalos con sus hazañas
sus estúpidas hazañas sus minúsculas
hazañas
con su tibia llama ardiendo
con su infierno climatizado sus faringitis y su
fútbol y
su mierda en general

déjalo

no esperes nada de mí
no tienes nada que darme a cambio nadie tiene nada que darme a cambio ese
chico es una ruina esa ciudad
es una ruina y
todos estamos de acuerdo o por
lo menos
de rodillas

pero déjalo y bosteza coge una revista pon la tele pon la radio
vete al bar vete a la playa
emborráchate fuma grita corre estréllate
desnudo
por la paz
y no molestes
no molestes más
si no tienes nada
que ofrecer a
cambio

(ANÓNIMO)

Ros dijo...

Qué malo no?
No me gusta la poesía pero esto es insufrible...

Ana dijo...

Pero...ese ANONIMO, ¿no será el del blog de Anna? jajajaja