2006/04/04

En la sociedad del miedo

Qué felices estamos todos instalados en ella. Vemos el tomate sin indignarnos, sin preocuparnos de la difamación contra a otros pero nos rasgamos las vestiduras por la "Operación Malaya" que todos conocíamos. No expresamos nuestras opiniones ni nos posicionamos por temos a ser políticamente incorrectos, todo flota en un ambiente de neutralidad y nos conforta el pensar que somos mucho más inteligentes que en América, país de las falsas libertades, mientras vestimos unos Levi's o una sudadera GAP.

En la sociedad del miedo no protestamos frente a condiciones laborales ofensivas, no denunciamos la miseria, que las personas que viven en el umbral de pobreza sean cada día más, que los tipos de interés para comprarse una casa sean desorbitados, que se haya creado una nueva generación "los mileuristas" que malviven y no pueden independizarse a pesar de ser unos chicos muy JASP-WASP. No, nos apuntamos a ong's a ser posible de las que estén en el extranjero para no tener que arrimar el hombro cerca de casa y nos sentimos muy orgullosos de ello, porque además, para qué negarlo, hace curriculum y vende imagen solidaria.

En la sociedad del miedo no corremos con el coche, no sea que nos multen, no insultamos, no sea que nos demanden, no decimos lo que sentimos, no sea que nos duela... todo es blanco en la sociedad del miedo...

Celebramos el aniversario del 11-m y lloramos, no pensamos en los que a diario mueren a nuestro lado, consideramos y racionalizamos el dolor y la pérdida y protestamos contra el sistema de una forma burocrática, sin mucho entusiasmo, no sea que nos echen del trabajo.

Y un día te cansas, y te hartas, y quieres correr con el coche, y quieres irte del curro, y quieres salir de tu grupo de pertenencia y del de referencia incluso, pero te da miedo, porque fuera de tu zona de confort no puedes y entonces piensas en el puñetero Maslow y su pirámide y su necesidad de autorrealizarse y te pones triste porque eres incapaz de cambiarlo y porque mal que te pese, tu vida es buena, muy buena y tienes mucho por lo que ser féliz pero te empeñas en no disfrutarlo.

Y porque como dice kierkegaard nos empeñamos en vivir del pasado, no disfrutar del presente y tener miedo del futuro.

Canción del día:
Placebo - Blue American
http://www.todomusica.org/placebo/disco3.shtml

5 comentarios:

marisabel dijo...

Te noto un poco depre, debe ser la puta primavera. A mi también me dan ganas, como dice Martirio, "de correr como las locas y pegá chillios"... Un cambio de todo, una ducha para quitarse los prejuicios, los míos y los de los demás, y dejar para siempre el día de la marmota!Ànimo Ros!

Anna dijo...

Digo yo, para frivolizar un poco: podemos empezar por dejar de ver el tomate y por apuntarnos a una ong de las de pie de calle, solidarios por el desarrollo, asociacion-colectivo la calle, en una puedes acompañar a personas mayores y discapacitados y en la otra colaborar con inmigrantes, y de paso no comprarnos ¿sudaderas GAP? nunca se me habria ocurrido tener una sudadera!!!!!

Ros dijo...

pues si, el meleniarismo no pero la neurastenia primaveral me debe tener de bajón...
además me apetece estar así y autocompadecerme, es tán malo, tampoco me quejo tanto no? siempre estoy a la defensiva y en esta ocasión ni siquiera eso, solamente estoy mal, ya pasará

ana dijo...

pero Ros...hablemos del mileniarismo!!!

Apus dijo...

No sabés cuanto te entiendo.