2006/06/01

La posibilidad de una isla

Creo que ya sé por qué me gusta Houellebecq: va a ser que es porque es complicado, creo que va a ser por eso.

Me faltaba este por leer y la verdad es que, como en casi todos los anteriores, sobre todo Las partículas elementales, se me ha hecho muy cuesta arriba. No es debido a que este señor tenga un lenguaje pornográfico tirando al alza, no es porque sea más misógino que Bernard Shaw ni porque tenga una extraña relación con el país en el cual la mayoría de nosotros hemos nacido.

Me resulta difícil porque no me gusta reconocer algunas sensaciones que provoca en mí el jodío francés. No es que todo sea malo, me encanta las referencias culturales que proliferan en todos sus libros así como las recomendaciones gastronómicas que también son muy a tener en cuenta, sobre todo en cuanto a vino se refiere, ya que se vé que mira, no le gustan los españoles, pero el rioja, vamos le tira mucho mucho mucho. Además me parece muy de agradecer que exista gente que siga releyendo a Balzac y a Baudelaire y que incluso realice el ejercicio de recordar en sus obras algunos párrafos de lo mejor de estos autores para el disfrute de mentes simples y sin iniciativa tal cual es la mía (la verdad que una vez que dejé atrás los años de estudiante he sido incapaz de recuperar a Baudelaire, Rimbaud, Lovecraft o Sartre por poner un ejemplo, y seguro que siguen siendo igual de buenos pero no soy capaz de imbuirme en la época y ponerme en contexto, qué se le va a hacer...).

Daniel 1, termina un poema de amor así:

Y el amor, en el que todo es fácil,
donde todo se da al instante:
Existe en mitad del tiempo
la posibilidad de una isla.

Porque el libro es un libro de amor... huyendo de la conceptualización generalizada que del amor podemos tener el común de la humanidad. Para H. el amor es algo que reconoces una vez que ya te es imposible obtenerlo y disfrutarlo y que, irremediablemente te va a destruir. La verdad es que se está haciendo pelín mayor porque después de haberme leído unos cuantos libros de este señor, yo juraría que la su idea de amor no se prolonga mucho más allá de su propio ombligo, algo bastante generalizado en esta sociedad que él tan bien saber describir y cuyas taras y realidades más amargas nos refleja en cada volumen publicado.

Hay un momento muy significativo: el protagonista llora por la muerte de su perro, al que no ha demostrado mucho cariño a lo largo de su vida y que le ha tocado cuidar en los últimos días de vida del animal (bueno la verdad es que lo atropella un camión y recuerda cuando lo encontraron en la nacional II tirado Isabelle y él... pero es que es largo), llora en ese momento pero no por el animal, llora porque se produce en él una ruptura interior, se desencadena en ese mismo instante pero por quien en realidad llora es por sí mismo; es como esas veces que lloras y no sabes por qué, simplemente estás viendo una peli y una escena te lleva a otro lado y acabas con un sofoco que no tiene sentido porque tú no estás mál ni nada, pero que luego como que te sientes mejor... pues eso.

Así que no sé si recomendarlo o no... si a alguien le gusta empeñarse en un libro que lo lea, sino que pase el día de cualquier otra manera que seguro que le compensa, es más bien que el autor es para tristes, como Javier Marías o como Martin Amis...

Estreno cinematográfico de mañana:

Fearless

Canción del día:

Nancy Boy - Placebo

13 comentarios:

Landahlauts dijo...

Yo, te lo agradezco pero no quiero libros tristes. Por lo menos de momento. :)

Ros dijo...

quim monzó, terenci moix versión petarda, tom sharp... infinidades de opciones... eduardo mendoza... en fins... no hay por qué renegar de ninguno....

Landahlauts dijo...

Entonces... ¿tú no eres de las que lee a Danielle Steel en la playa????

marisabel dijo...

yo me estoy leyendo 5 libros a la vez, como de costumbre, y la verdad otro más... aunque siendo un autor triste y no gustándome mucho lo que dice del amor, dan ganas de leerlo, más adelante

Ros dijo...

En la playa no suelo leer nada más que por la tarde... y si eso, no aguanto estar parada nada más que a esa hora... me mata el sol... pero me encanta el paseo por la orilla... o la cañita en el chiringuito de turno...

...soy más de margerite yourcenar en su defecto que es el mismo tipo, o de jean auel y el clan del oso cavernario, o de almudena grandes, mujeres todas afines todas a mi forma de ser y demás... o sino del semana, vogue, marie claire y todo aquello que caiga en mis manos, incluidos el dt, gq, man y demás revistas... incluidas las publicaciones gratuitas y pseudoculturales... siempre hay un hueco... y sino se le hace!!!!

marisabel llevo la mitad de el ultimo encuentro de marai... me está gustando!!!! y es medianamente normal, y además recomienda champán munn que está muy bueno por más que sea caro!!!!!!!

marisabel dijo...

El clan del Oso Carvernario! me encantó este libro, estuve enganchadísima! Uf! de mis propósitos de Sant Jordi sólo he empezado El amor líquido, que es uno de los 5 que me estoy leyendo... se me acumula el trabajo. De Marai me gustaría leerme algún otro porque me gustó mucho su manera de escribir, sus descripciones interiores y exteriores... De Marguerite Yourcenar Memorias de Adriano, que historia de amor tan bonita...

Landahlauts dijo...

A Marisabel:
¿Te gustó "El Clan del Oso Cavernario"? Lo tengo en casa y no lo he empezado todavía. Lo pondré en lista de espera.

De todos modos, y en general: demasiado amor en vuestras lecturas ¿no?. ¿Nadie lee a Stephen King?, por ejemplo.

Ros dijo...

bueno y ahora que auster ha ganado el premio príncipe de asturias que nos diga alejo cual es el mejor de todos, yo me he leido dos además de ver un par de pelis con guion suyo pero que no soy capaz de recordar títulos...

Ros dijo...

¿???????????
perdona????
me gusta todo tipo de lectura y no me ciño solamente al tema amoroso, pero por suerte o por desgracia,de los temas universales de los que se habla en la mayoría de los libros, suelen tocarse de pasada o en profundidad temas como: la soledad, el amor, el sexo, la desesperación, la depresión y la felicidad, y también el miedo, el asesinato (p.d.james, qué buena, patricia highsmith qué buena john lanchester, en deuda con el placer, qué bueno...) la perversión y la maldad y es sobre esos temas sobre lo que se escribe.

No leo a stephen king pero por fobia a la persona; si que leo cosas de miedo pero no me atraen mucho...en película he de reconocer que por más que racionalice no puedo, siento pánico y acabo pasando mala noche si veo algo de miedo....

Ha contestado esto a tu pregunta?

Ros dijo...

uysss que a lo mejor "ha sonado" borde, pero que para nada, que era sin mala intención ni nada....

Landahlauts dijo...

Asunto "suspicacias":
Lo de Danielle Steel llevaba algo de malafollá, lo reconozco. Sé tienes un horizonte más amplio que ella. Es más, no haré ningún comentario respecto a tu reconocimiento de que la lees.

Asunto "aclaración":
No ha sonado borde... los matices que en la "internés" no se perciben y a veces, cuando te lees, dice "tias!!! que desagradable queda esto". Pero no es el caso. No te preocupes.

Ignoto dijo...

Hola, he leido recientemente La Posibilidad de una Isla, y tengo que decirte que se ha producido en mí una doble y paradójica sensación. Por un lado Houellebeck es un escritor desgarrado y sincero que escribe con sus entrañas y esa sinceridad siempre se agradece y por tanto me gusta.
Por otro lado es un escritor cínico y apesadumbrado que consigue dejarme una desazón angustiosa. Hay muchas sensaciones que comparto plenamente con él, pero me asusta pensárlo. No obstante no puedo dejar de leerlo.

Ros dijo...

Exactamente me pasa lo mismo, a veces me desagrada y me asusta y sin embargo hay algo de él que me hace que tenga que seguirle haga lo que haga...