2006/12/07

Salvador Puig Antic


Salvador es la última película que he visto que me ha dejado sencillamente K.O.
Es lo más parecido a una poesía visualmente hablando que he visto en mucho tiempo y, a pesar de que mi género preferido no es este de la poesía, si que calificaría esta obra de poesía ya que ataca ahí donde suele dar de golpe este género literario... directo al corazón y a los sentimientos.

Salvador es la primera obra de Manuel Huerga y es un ejercicio de saber hacer. Se ha sabido rodear de auténticos profesionales para hacerla y eso se nota en la factura final de la película.

Cuantas más referencias culturales o curiosidad artística tengas más disfrutarás de Salvador, ya que en ella hay metáforas visuales constantes y referencias tanto estéticas como de audio y enfrentamientos entre varias realidades locales y universales, haciendo más grande si cabe la película.

Nada más comenzar destaca la fotografía, el grano de la misma y los enfoques cuidados hasta el mínimo detalle; la iluminación que se adecúa perfectamente a esa "otra época" durante la que se desarrolla la historia, real muy a pesar nuestro. Bien por David Omedes director de fotografía y serio competidor para Alcaine (genial la fotografía de Volver también) en el Goya de este año.

El primer detalle que te deja flipándolo en colores es cuando se disuelve la primera manifestación que hacen el cuadro cinematográfico desemboca en un cuadro del equipo Crónica de cuyo nombre no soy capaz de acordarme y que son unos pájaros que inmediatamente contrastan realidad y opresión... a partir de este primer apunte las referencias artísticas son constantes durante la película, así como la ambientación de la misma, que recrea un amplio espectros de usos y costumbres de la época (algunos no creo yo que muy reales pero bueno) y elementos cotidianos y anuncios y demás que ahora vemos en el Cuéntame.

La historia refleja el final, la agonia de un régimen y la desafortunada acción de un grupo militar que no tenía rumbo fijo ni objetivo en los últimos días del franquismo y que, debido a una serie de coincidencias acabaron con la muerte de Salvador Puig Antic como exhibición última del poder del régimen a manos del garrote vil.

La historia por un lado nos enfrenta a la realidad social que vivía España en esa época, el clima de protesta que se iba haciendo cada vez más presente en la realidad social, la huelgas, las protestas, las cargas de los grises... y, por otro lado, la realidad social que existía en el exterior con la situación de revuelta en Chile, la libertad que suponía Francia, los nuevos estilos y usos sociales que nos llegaban en forma de lecturas, música ... en fin... es determinante ver la utilización de la banda sonora como guía y refuerzo de varios puntos fuertes de la película, enlazando canciones protesta de la época con grandes éxitos de los 70.

El enfrentamiento del conocimiento frente a la ignoracia (la relación de Salvador con su carcelero) que nos puede llevar a cerrarnos a lo foráneo y a lo desconocido sin atrever siquiera a conocer lo que es... la relación familiar del personaje, la lucha imposible de los abogados... todo queda inmejorablemente reflejado de manera que, llegado cierto momento de la película ya no paras de llorar.

Lo inutil de la organización, el sinsentido y falta de rumbo de los ideales sin rumbo también quedan reflejados, la muerte sinsentido de unos y otros, nada estaba claro entonces y muchos de estos temas siguen sin estar claros ahora.

Yo me quedo con los contrastes (esto tenía un nombre en literatura que no consigo encontrar para imagen... cuando una imagen o texto corta un ciclo y se pasa al siguiente cambiando el registro... cómo se llamaba esto en literatura???? asintesis, sinestesias... algo con ese...) y como siempre... con los simbolismos... los colores de la patria reforzando o contrarrestando valor a los argumentos violentos o no que se seguían... y sobre todo con una imagen... la lluvia purificadora cayendo sobre los pétalos de rosa como simbolo de renovación y limpieza y nueva etapa... como el fin de las lágrimas y el comienzo de otra etapa... me quedo con con las canciones de Lluis Llach y con Suzanne de Leonard Cohen... me quedo la imagen en mi cerebro de una historia que siempre supe y que no hice mía hasta que alguien me la ha contado así...con historia viva de mi país.

5 comentarios:

Miss DIY dijo...

Ole Ros...Suzanne eh? ...ay qu grancancion. Pues nada, habrá que ir a verla. Oye, el finde al final me voy. De hecho me voy de la ofi, ahora mismito, asi que no tengo computadora ( palabro) hasta el lunes. Besazos!!

Ros dijo...

que morro bruja"!!!!!

ale pasatelo mu bien flor!!!!!

joseSTEREO dijo...

conozco a una persona cuya familia vivió la historia de SALVADOR (fue una de sus víctimas) y lo cierto es que no piensan lo mismo que tu

qué será lo siguiente? divinizar a bin laden?

toxcatl dijo...

¿donde la ponen?
¿donde?
¿donde?
que quiero verlaaaaa jooooooo

Funksturm dijo...

Bueno, tengo que admitir que a mí Salvador me resultó un poco Estrenos TV, eso sí, un 10 para la ambientación. De todas formas, creo que es super importante que se nos siga recordando que el tío Paco era un dictador y un fascista, y que mientras Europa avanzaba en lo económico, en lo social y las libertades, aquí el Estado con el apoyo de otras fuerzas vivas (i.e.: la iglesia católica) se deshacía de una forma y otra de todo aquel que no pensaba (o hablaba) como ellos querían, eso parece que a mucha gente se le ha olvidado.

Luego hay gente tan corta que se sorprende de que en Cataluña haya sentimientos anti-españoles.

PD: "Divinizar a Bin Laden", típica meada fuera de tiesto de la derecha rancia, aunque bueno, ya que lo comentas, seguro que muchos sectores del Islam ya le habrán elevado a la categoría de Santo. A ver si aprendeis de una vez de la derecha europea, al menos ellos han admitido que en Irak no había armas de destrucción masiva.