2007/11/13

Vergüenza

Y no se trata de la vergüenza que pueda tener una por como se va
perdiendo... que el infierno no son los demás que decía Wilde, o
bueno, a veces si, pero en la mayoría de las ocasiones el infierno es
uno mismo y hay que irse acostumbrando así que, de momento, y mientras
mis noches se pierden por tuberías y desagües oscuros y cuya
desembocadura final es un gran mar de olvido...afortunadamente... mis
días están bastante tranquilos desde que cambié de curro.

El caso es que de vez en cuando me sale la vena política... sobre todo
cuando tenemos comida familiar normalmente en fin de semana y la
resaca no me hace permanecer en estado vegetativo. Bien, pues este
domingo debí ser la única persona que no estaba enterada de la salida
de tono de nuestro "campechano" rey.

Que de veras que no es la primera vez que ocurre (lo de que no me
entere de algo también y eso no me gusta nada, para petarda y sobrada
yo), pero que tiene narices que tuvo que pasar un lustro más o menos
para que, después de la iniciada la transición, los partidos políticos
iniciaran un largo viaje desde los extremos ideológicos hasta el
centro... bien, pues cerca de cumplirse el 32 aniversario de la muerte
de Franco, la situación actual es cuando menos preocupante. Las
posiciones se han radicalizado hasta decir basta y la izquierda y la
derecha han pasado de utilizar discursos políticos conciliadores y
optimistas y a luchar por ser más centristas que nadie a confeccionar
programas y discursos radicales que no tienen nada de constructivo a
no ser el desahogue emocional de aquellos que los pronuncian. Vale, la
comunicación visual que tienen es cojonuda, y mejor la del pp que una
cosa no quita la otra, que da gloria ver el merchandising que tienen
en Génova...

Vivimos en una época en la que los ministros no dimiten aunque se les
caiga la mitad de una ciudad, en la que la ejecución del trabajo de
uno (Zapatero en Chile) se acaba convirtiendo en noticia más allá del
propio hecho noticioso. Donde presidentes tercermundistas hacen gala
de su buena educación con el respaldo que les ofrece el saberse
propietarios de algo tan negro como el petróleo, lo que les permite
ejercer esas afirmaciones, que son tan deprimentes como la propia
situación en la que tienen inmersos a sus países. Y de repente nuestro
rey llega y pierde los papeles... ¿dónde está aquello de el Rey no
sólo debe serlo, sino además parecerlo...? una salida de tono en una
reunión privada donde se ataque a Jiménez L. No me parece del todo mal
pero de ahí a exhibir una falta de educación reprochable, no lo veo
digno, ni de él ni de nadie que ejerza un cargo diplomático, una cosa
es que yo sea una treintañera histérica y desorientada y otra cosa es
que alguien con responsabilidad pierda los papeles...

Con todo, el panorama está mejorando, ya podemos igualarnos a los
países supermegahiperdesarrollados de Europa, nuestros niños no salen
leer y apenas escribir, carecen de vocabulario y no son capaces de
jugar entre sí en el parque porque están pendientes de la psp de turno
pero, como somos un país guay (utilizando su supermegalenguage)
tenemos nuestros propios episodios racistas-fascistas, sea cual sea el
extremo al que queramos igualarnos, ya estamos a un nivel propio de
Francia, Austria, Alemania y demás que tienen sus niños malos y
emigrantes en fase de ebullición. Y mientras tanto, estos niños se
graban dándose palizas unos a otros y practicando sexo pero no son
capaces de ayudar al que tienen a su alrededor por si tienen
problemas, seguramente serán miembros de un par de ONG's y habrán
apadrinado (ellos o sus padres) algún niño en Iberoamérica y algún
país del Este que lo necesite porque "esa gente" necesita que los
ayuden, no quizás los que vienen aquí a trabajar, esos son
extranjeros, esos no merecen cobrar el mismo sueldo que nosotros ni
nada ... son gentuza.

Y no solamente pasa con los emigrantes, es bonito lo de la violencia
de género que está batiendo records increíbles o la discriminación de
la mujer (afortunadamente tenemos el día 8 de marzo para nosotras) y
por eso han decidido que, en Madrid al menos han previsto que se haga
una campaña por parte de algún ministerio que no tengo identificado
para asegurar que los sueldos y categorías están igualados... y
mientras tanto hablamos del rey sin pensar que la bolsa de productos
básicos aumenta en un porcentaje disparatado para cualquier economía
familiar y que el Euribor sube hasta un nivel infinito.

Así que bueno, ante tal panorama, y con ganas de apagar la tele cada
vez que veo a Zaplana o a Acebes por la tele... una decide que lo
mejor es evadirse, y en este caso leer o escuchar música... porque lo
de emborracharse todos los días todavía no lo contemplo... así que,
como después de una semana entera escuchando a Tulsa no he sido capaz
de retener una frase de ninguna de sus canciones... mi recomendaciones
en esta semana, que creo que es posiblemente (como en los anuncios de
cerveza) la más musical del otoño por la cantidad y variedad de
conciertos que hay programados en todos los sitios son:

Spider de Wilco... ahora que han pasado y que he evitado el momento
triste, ya puedo escucharla un par de veces, que la duración de la
cancioncita no da para muchas más escuchas.

El Extranjero de Bunbury... que claro con el temita de la entrada era necesario.

The National – The Alligator …. Que es un album con el que el ceporro
de mi sobrino permanence dos canciones quieto, lo cual tiene mucho
mérito y ese tono de voz ronco me encanta, ideal para una siesta
tranquila... o no.

Forgot it people de Broken Social Scene, que es un grupo que me
encanta (dios, parezco el italiano de Gran Hermano con Me encanta, Me
encanta, Me encanta) y que se escucha ahora más que antes de su
disolución... a la sazón productores del último disco de los
Superfurry Animals que vienen el viernes a Madrid.

Ratatat – selftitled... porque es el próximo concierto que me pone los
pelos de punta.

P.D. Ya después de esto definitivamente me dedico a temas de
mujeres... mucho más agradables... que ahora mismo soy la rubia´más
vacilada en mi curro ... y para aquellos que me conozcan ...
tranquilos, pueden estar tranquilos que no he contestado, ante
cualquier vacile, sonrío y asiento feliz... y me cuesta.... pero que
he decidido cambiar...

7 comentarios:

Landahlauts dijo...

Resultó un hecho lamentable y bochornoso. Y resulta raro, como tu dices, que alguien que está entrenado para saber callarse... no lo haga.

Si cambias... que sea para mejor.

Me alegro de leerte, Ros.

Halo dijo...

hoooooooooooola landa.... siiiiiiiiii de momento me da muy buen rollo vamos, como cuando empecé en el otro lado... me parece que, como dice beidbeger, el amor dura tres años y el amor por el curro parece que también...!!!!!

como una reina me tienen!!!! a ver si cojo ritmo y leo yo también...

Anonimado dijo...

Cambiar para mejor o no cambiar...

Seguro que aciertas la mejor opcion.

[modo desaparecido en combate ON]

Sigo leyendo, no te relajes...

theyedropper dijo...

Pues estoy de acuerdo, el rey no tenía que abrir la boca, tenía que haberla abierto el tontobaba de nuestro presidente (Al que voté y nunca mas lo haré). Poetiso me siento madreeee.

El mamarracho golpista de un pais no se puede permitir el lujo de insultar a un presidente electo ante el primer ministro de ese mismo pais acusandole de estupidices y zarandajas. (dichas un año antes por el ministro Desatinos dicho sea de paso en el 59 segundos visto por estos ojos verdes que se han de comer los gusanos). No es forma de comportarse, es ponerse a la altura del papanatas venezolano, pero coño es que el imbecil no se callaba y su amiguito zapatier encima le daba la razón.

Halo dijo...

anonimado jo tiooooooooooooo que estás desaparecio....

bleeding eye... po zi... yo también le vote... pero es que entre lo malo y lo peor....

Miel dijo...

Pues eso en mi casa todos nos ponemos a parir. Pero ojito que nadie nos insulte fuera, pa eso ya somos capaces nosotros mismos

theyedropper dijo...

Puf ya veo estas navidades, y encima con las elecciones tan cerca, me veo con el puñetero cardo"una verdura que siempre está en navidades en nuestra mesa) por montera. Con lo que me gusta pinchar a mi family.