2008/09/01

Ariel y más publi

Normalmente cuando la gente habla de anuncios suele hacerlo por lo estupendísimos que son o por lo malísimos que son. Por qué, porque nunca llueve a gusto de todos y preferimos criticar y quedarnos fascinados con ellos.

Entro por si las moscas en el blog de tiriwoman para ver si actualiza y me vuelvo a encontrar con la misma imagen de la muchacha que quiere un sabor a hoy no quiero hablar con nadie. A mí personalmente no me disgusta, es más me gusta ese momento de evasión y dulzura que me atrae e imagino que, si el muchacho me da algo que no le pido me soltase eso de... este es con sabor a tienes una sonrisa preciosa, mi respuesta sería fácilmente, qué parte de no quiero hablar con nadie has entendido.

Pero como una es más de andar por casa y tiene además querencia por los logotipos horteras y la publicidad que pasa inadvertida o que es simplemente esa que hay que hacer porque hay que hacer... el último anuncio en el que me he fijado en el de Ariel superconcentrado.


Los anuncios de Ariel forman parte de nuestra vida, o por lo menos de la mía, como el anuncio del tulipán y su helicóptero o ver como Matías Prats no envejece mientras yo sí lo hago. El logotipo de Ariel, junto al antiguo de Philips, me encanta y su evolución también, es que me parece tan retro que me puede. De la evolución de su publicidad y hasta que nadie invente nada nuevo que cambie la manera de hacer estos anuncios, me gusta la evolución y el tono que ha tenido en los últimos diez o veinte años que son los que puedo recordar.


En el anuncio en cuestión un muchacho de taitantos nos explica que la tecnología ha hecho muchos avances de manera que se mejore nuestra calidad de vida y que además todo es más pequeño en la actualidad, ya sean portátiles, los móviles e incluso, el detergente. Mediante una explicación muy facilita él mismo hace uso práctico del producto y queda tan satisfecho que hasta su churri se da cuenta de que ha aprendido a lavar la ropa y se muestra encantada de sacarle a pasear, cosa que hacen los dos tan contentos.

En esta ocasión y vista la oleada de tontería que nos inunda y que nos hace criticar todo, todavía no sé como a estas alturas, alguno de los siguientes colectivos no ha protestado por el anuncio en cuestión.

Hombres: ya los hombres no tienen ninguna asociación u organización que les defienda, pero si yo fuera tío, me mosquearía, por qué, porque la novia le dice, "por fin has aprendido a lavar la ropa". Imaginaros que pasase eso y la situación fuera al revés, las mujeres se indignarían y pondrían el grito en el cielo.


Mujeres sin nada que hacer que se quejan por todo: porque claro, ellas podrían decir que ponen al muchacho como ejemplo de nueva familia y que son el público objetivo de este tipo de productos pero, que no tendrían que haber escogido a un hombre como prescriptor, ya que las mujeres de hoy en día están perfectamente integradas en el conocimiento de la tecnología y, en este caso, han sido discriminadas simplemente por su sexo.

Homosexuales: Ellos también podrían quejarse, ya puestos, de no entender por qué al muchacho le espera una mujer y no un hombre fornido con el que irse a pasear, y también podrían sentirse muy muy ofendidos.


Total que ahora mismo con la vuelta al cole y al curro seguro que nadie dice nada pero si se entera de esto la ministra de igualdad, lo mismo hasta tendría que tomar cartas en el asunto, porque para estas tonterías tiene el ministerio creado... porque efectivo efectivo hasta el momento no sé si es.



P.D. Que harta estoy de la puñetera era de la socioconsciencia que ha sustituido a las buenorras y buenorros de los anuncios por las gordas del Dove. Qué lástima de anuncios de los 90 cuando de un peugeout salía un estupendísimo Mark Van de Loo, cuando las modelos eran guapas, cuando la belleza y la estética molaba... y no ahora, que solamente hay mensajes de CO2, ahorro energético y solidaridad (que no es porque no deba hacerse, sino porque me parece excesivo el alardear de ello, porque al fin y al cabo, lo que hacen es cumplir con la ley y nada más, y antes se colaboraba igual, sin decirlo, porque desgravaba...que no estoy en contra de la bondad y los valores, simplemente me agota la exhibición de esto como argumentación para la venta, a excepción de ong y organizaciones de ayuda y demás). ¿Dónde está el buenazo del Scotch Britte? Si el único que ha cambiado a mejor es el mayordomo de Tenn que ahora está más delgado y más joven y eso seguro que es porque la gordura no es sana. Qué nostalgia de la publicidad por la publicidad en sí, de la evasión de perderte en anuncios sin que todo tenga que esta razonado. Ahora mismo solamente encuentras esto si te metes en medios y soportes fashion y de tendencias.

14 comentarios:

Funksturm dijo...

¡Por fin un análisis insano de la publicidad que nos inunda de la mano de una especialista! Estoy contigo en que el anuncio es a) machista y b) heterosexista. Seguro que si lo llego a decir yo, me montas un pollo de los tuyos...

Halo dijo...

jajaja....ains, que lleve dos semanas que no me aguanto ni a mí... pero mi opinión solamente es la de las postdata... el resto era hablar por hablar... ains no te enfades conmigo joooooo que estoy tontona!!!!!
p.d. es que me había propuesto hablar de los ¿informativos? de telecinco y el regreso de maría teeresa campos, pero se me hacía larga la entrada de narices...

Manu... dijo...

Después de leer tu post, me he dado cuenta de lo simple que es mi mente, yo aun veo solo anuncios.

Halo dijo...

y lo reconoces, si señor, un valiente, porque aquí nadie ve anuncios, ni donde estás corazón ni aida, curiosamente son líderes de audiencia, pero no, la gente solo reconoce que ve los programas de la 2.
gracias por la visita.

Ro dijo...

pues eso digo yo, donde esta aquel de coca cola light que venia el buenorro a la oficina? joder que ya que se ven anuncios por lo menos que te levanten la moral y que te levanten de la silla ejejejej
porque andas tontorrona? anda animate qeu suguro que por alli h ace solecito y sigues morenita, y no con el paraguas y blancurra como yo ejeje
kss
ro

Halo dijo...

no hija que tengo el coche en el taller.... y me falta algo triste es pero no puedo estar sin el....
anda vuelve que tenemos que visitar muchas terrazas antes de que haga frio flor!!!!!
missss yaaaaaaaaaa a lot!!!!!!!!!1

Halo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cruzcampero dijo...

Cuanta razón, puñetas, si es que están anunciando un queso (El Ventero creo, no me hagas mucho caso) en el que su máxima es que no contamina el envase por no se que rollos del CO2 en vez de anunciarlo basándose en su sabor... Venga hombre, tanta cansinería. Aplaudo tu post.
Un saludo.

Toxcatl dijo...

En lo de la socioconsciencia tienes razón, pero en lo de las gordas del Dove... ¿por que no van a salir gordos o gordas en la tele si los hay en la calle? Entiendo que la publicidad ha de ser real, y no lo que hay ahora que es como ciencia ficcion.-

Halo dijo...

toxcalt, porque para ver productos de belleza yo, personalmente prefiero algo ilusiorio, ya soy yo lo suficientemente real para saber que no es verdad... porque entonces, también hay gente sin hogar, y drogadictos y viejos desdentados y seguro que muchos también usan dove... que los pongan... no????

Funksturm dijo...

La cuestión ,Halo, es que la gente impresionable (adolescentes y otros no tanto) se deja llevar por modelos planteados por la publicidad, que no es ya que sean muy poco representativos de la realidad que nos rodea, es que están manipulados por el photoshop que son completamente i-rre-a-les. Hay que ir a menos, no a más. Menos tontería y más realidad, que no es incompatible con la publicidad.

Y si prefieres algo ilusorio, vete al cine, coño, pero no nos hagas pensar que por lavarnos con gel Patatín se me van a caer los kilos y voy a conseguir un six pack.

Por no decir, que a mí los cuerpos rellenitos me resultan super sexys.

Halo dijo...

la cuestión es funks, que los valores y la autoestima, no la deben de aprender de la tele, es más, el uso racional de los medios, es algo que también tiene que estar supervisado para gente impresionable o que está forjando su carácter. Es decir, sus padres no pueden dejarlos delante de la tele horas y horas y pretender que luego sus hijos adquieran unos valores, y una educación por la que no se ha preocupado.

La autoestima, que es de lo que más se adolece, es algo que no se forja en la tele, se forja mediante la socialización y que yo recuerde, esta se lleva a cabo en el núcleo familiar que debe de aportar unas normas, creencias, usos y costumbres, que deben de forjar seres humanos capaces de discernir la realidad, la irrealidad, lo bueno, lo malo, la publicidad y la aspiración...

Porque entonces, a la mierda el cine de evasión, y que todos vayan a ver los ciclos de Ken Loach y los documentales como zeitgeist que nos enseñan cómo anda el mundo,

hay que ser más conscientes y pensar que un anuncio es un anuncio, que no va más allá, y que, pese a que la audiencia se considere tratada como idiota, no se les trata como tal, sino que se presupone el raciocinio de la misma para discernir realidad e ilusión y, cuando no es así, como en la publicidad infantil o médica, se establecen límites legales aparte de los morales y éticos que cada empresa y agencia debe tener

Halo dijo...

el mayor porcentaje de anoréxicas-bulímicas presenta problemas no con la imagen de los medios, sino con el entorno más cercano, son los compañeros de colegio, las amigas y los chicos que no se fijan en ellas (y viceversa) lo que hace que caigan en una depresión que hace que su imagen se convierta en su principal pesadilla y la comida, en su droga. Se establecen rituales y su vida depende y gira en torno a ella aún cuando saben perfectamente lo que hacen, por qué, porque finalmente consiguen la imagen deseada, aunque el daño psicológico sea infinitamente mayor, el beneficio inmediato les llena. La mayoría se convierte en enfermos crónicos que aprenden a vivir con ello, con recaídas y siendo conscientes de que morirán antes que el resto del común de los mortales. Los problemas de depresión también son crónicos pero es muy difícil vivir cuando tu droga es algo que necesitas para vivir.
Y la publicidad no genera esto, porque sino, los putos publicistas meterían otras ideas en la cabeza, estoy segura.

Landahlauts dijo...

Pues, no te falta razón. Podríamos impulsar la creación una asociación que, aún siendo hipócritamente socioconsciente (eso que se lleva tanto hoy en día), admitiera el uso y disfrute de buenorras y buenorros en la publi.

Yo, sinceramente, viendo pasar los años y las campañas, admiro a quien es capaz de crear un anuncio de TV de algo con tan poco interés como una compresa o un detergente.