2009/02/07

Los días perfectos: 7 de febrero de 2006

Hace tres años ya que fue un día perfecto, relajado, soleado pese al frío y, como siempre se me pusieron los pelos de punta y se me aceleró el corazón. He vuelto a leer la entrada de entonces y he vuelto a aquel día, a aquella gente de la que no queda nadie casi pero cuya imagen aún permanece nítida en mi cabeza y en mi corazón. Hay díaa perfectos que no se pueden explicar y que merece la pena que se repitan, quien sabe si también este año. Nothing's imposible.

6 comentarios:

Fotopaco dijo...

Ainsss, que está ella nostálgica :) Es curioso, pero el 7 de febrero de 2006 para mí también fue un día estupendo, por eso lo recuerdo. Aunque hoy en día todo aquello carece de valor :)

cosechadel66 dijo...

Claro que nada es imposible. Lo mejor está por llegar siempre. Y si no llega, pues se sale a buscarlo.

Duczen dijo...

Ains, la melancolía y la felicidad se complementan. Que postdata tan desgarradora y tan elocuente. Yo no recuerdo sí fue o no un día perfecto, el mío fue un día antes, pero desde luego lo repetiría sin dudarlo... hay que ver como emocionan los cereales.
:D

ynosek(+)kontarte dijo...

nada es imposible... bueno ... que yo rompa mi relación con el txoripan puede ... pero el resto ...

que maja, que se nos pone "tienna" ...

yo no tengo ni idea que hice ese día ... tendré que mirar.

Halo dijo...

el seis yo fui el seis... es que los conciertos de depeche siempre son especiales... ains... y fui con una amiga que conste.... y bueno, yo qué se... pensando en la semana que viene me he acordado de otros febreros estupendos...

Perro dijo...

No recuerdo que hice, pero probablemente nada importante, aunque sí recuerdo donde estaba y que mi vida era muy muy diferente a hoy, para empezar, aun nos hablábamos... y eso es importante. La vida hay que torearla segun te viene, espero que aun nos depare cosas muy bonitas a todos/as. Un besazo y buen fin de semana.