2009/03/01

De Gordon Gekko y Sherman McCoy

Al loro los ordenadores del fondo

El otro día leía una noticia acerca de los 15 personajes de ficción más ricos del mundo según la lista de la revista Fortune y resulta que detrás de gente como el Tio Sam (yes you can help you country, qué buena fue la campaña de los bonos y qué bien la contó Clint Eastwood en Banderas de nuestros padres) o el Tio Gilito está un nombre que, periodiscamente me encuentro en los paseos y buceos por la red: Gordon Gecko. Cada uno puede tener sus preferencias y afinidades por estos personajes que generan miles de millones pero me hizo gracia volver de nuevo a recordar el argumento de películas como Wall Street o La Hoguera de las Vanidades (estupendo, estupendísimo libro que no se iguala en la película ni de coña porque el genio de Sharpe y la ironía es algo que cada uno vive de manera individual) que durante una época encandilaron y llenaron los cines y que son películas de esas que estuvieron de moda durante un tiempo prudencial cuando todavía una película no se quedaba obsoleta ni cambiaba el valor de sus derechos de emisión en cero coma. Las películas permanecían y las historias también, por eso los clásicos son clásicos y por eso las películas de ahora apenas quedan en la memoria durante más de tres o cuatro años.

Mi madre habla de que Mario Conde sale en la tele y veo las noticias y, entre tanta corrupción, malversación, fondos y crisis me parece estar viendo a Gordon Gecko y Sherman McCoy... paradigmas de una manera de ser que parecía que ya no existía y que, lamentablemente, resurge de sus cenizas (American Psycho es otra cosa y Patrick Bateman otra muy diferente porque es sucesor directo de Norman Bates por supuesto la película es un absoluto horror aunque tenga el mismo tema de envoltura el fondo era totalmente distinto. Pese a todo, esta escena de American Pshyco es sencillamente GRANDE el equivalente actual sería el de tengo el gadget tecnológico más nuevo... el Iphone sería ya algo obsoleto para ellos seguro). Es además agradable recuperar la imagen de un Michael Douglas cuando era un sex symbol mundial o simplemente disfrutar de la caracterización y los pequeños detalles que las películas nos transmitían.

No debo ser la única a la que esto llama la atención o a la que le parece natural establecer lazos de unión cuando buceas un poco más y descubres en la wikipedia que gente como Kevin Rudd (Primer Ministro Australiano) citaba al susodicho Gekko al comentar lo siguiente en un discursos acerca de la crisis financiera del 2007-2008. Rudd sentenció: "quizás es hora de admitir que no aprendimos nada y que no advertimos que la avaricia no es una buena ideología y por eso todavía hoy estamos arreglando el desastre de los hijos del Gordon Gekko del siglo XXI.

Pues parece que no. Y ahora lo que nos queda para salir también va a ser divertido, pero eso va a tener más pinta de ser una vivencia de Sherman McCoy.

3 comentarios:

cosechadel66 dijo...

De acuerdo contigo. Además, me da mucho más miedo el Gecko este que el asesino... que le vamos a hacer (también es verdad que sólo mataba mujeres) Coincido en que la avaricia y la absoluta falta de escrupulos de esta gente es la que nos ha llevado a esta situación.

Perro dijo...

Completamente de acuerdo...Si es que...el problema es a donde vamos a llegar...

Halo dijo...

sip pero nos seguiremos despertando con noticias de estas siempre... ya verás como si