2009/07/13

Relato

Se alquila. Miro por la ventana y el cartel me hipnotiza. Se alquila. Lleva ya dos semanas, las mismas que yo no paro de mirar por si vuelves. Durante más de un año te he visto a través de la ventana y me he acercado a tí. Ha sido justo en ese momento en el que salías al balcón y te apoyabas y dejabas que la brisa te alborotara el pelo. En ese mismo momento yo te lo colocaba y te daba un beso en la nuca. Tú no lo sabías pero así era. Era mi momento preferido del día. Esperaba pacientemente hasta que salías y nunca me fallabas, cada noche puntual, acudías a tu cita conmigo. La distancia que nos separaba era mínima pero la barrera era casi infinita y nunca te dije nada aunque te encontrase por el barrio de vez en cuando y cruzáramos miradas e incluso algún hola educado. Te convertiste en mi ilusión y me iluminaste la existencia duranet tu estancia. Ahora miro todos los días el cartel: Se alquila y pienso que, quizás, mi corazón también lo hace.

7 comentarios:

ynosek(+)kontarte dijo...

PLAS PLAS PLAS PLAS.... que bueno por dios!!!

Duczen dijo...

Que mal está la vivienda, siesque... no se puede poner todo el corazón en la misma cesta. ¿O eran los huevos?, ejem, sin malinterpretaciones.
:D

Me gusta la idea del relato... as usual.

Halo dijo...

yno... ya lascañas las pago yo :)

duczen... me parto contigo... intuyo que el desarrollo no :(... y eso que son cortos...

ynosek(+)kontarte dijo...

pienso imprimir tu respuesta ... y te prometo que te saldrá caro ...

buahahahah ..... :D

Halo dijo...

jajaja... sostahecho!!!! creo...

laura dijo...

qué me ha encantado, pero qué bien escribes! consigues en unas lineas meterme en el lugar, en ... pero si me he quedo con el pensamiento alborotando el pelo a un vecino que no tengo y mirando un cartel de SE ALQUILA que no hay
genial

Halo dijo...

jajajaj... cañas para tí también