2010/01/03

Amberville

Una mañana de finales de abril, a hora muy temprana, aporrearon la puerta del apartamento de Eric Oso y Emma Coneja, situado en Uxbridge Street. La Lluvia Matinal había  cesado, el viento había amainado y el sol volvía a  Lucir sobre Mollisan Town.
Así comienza Amberville, de Tim Davyes, sueco o sueca que no aclara su existencia en la bio del libro y que presenta una historia de peluches mafiosos, una historia entre el bien y el mal.

El libro ha estado más de un mes sin pasar el marcapáginas de la segunda idem por la pereza que me inspiraba entrar en una historia surrealista protagonizada por peluches. Lo tonto de todo esto es que me encantó Rebelión en la granja y ni siquiera le concedí una oportunidad.

Este comienzo de año que deseo para todos muy feliz me ha dejado al fin una tarde lluviosa en casa y me he metido en la historia de Eric Oso y Paloma y  Emma la Coneja y Sam la serpiente y demás personajes de este libro que se lee rápido y que no plantea ni una novedad urgente dentro del panorama literario pero tampoco es de esos libros de leerte dos, tres y cuatro veces la misma página para entenderlos. Lo malo es que también tiene pinta de ser de los pocos que me lea de aquí a mayo y prefería en este caso hubiera sido de esos que te llenan de verdad.  De todas formas es lectura para todos los públicos. Yo esperaré a que Pérez Reverte publique El Desafío en marzo para ver si me vuelve a enganchar como antes.

La promo me ha gustado qué se le va a hacer... soy fácil para estas cosas.


3 comentarios:

fenix16 dijo...

Ante todo feliz año nuevo.
No lo conocía, tiene buena pinta peluches, mafia.. pues no me lo hubiese imaginado nunca!, lo tendremos en cuenta y si además es ligero, mejor.
Buen lunes a todos..

Paco dijo...

Lo anoto. Aunque para mi próxima visita al FNAC tengo una lista bastante larga. De todas formas, con tanto día de lluvia, no creo que tarde mucho en pasarme por allí.

Ros dijo...

Fenix feliz año!!!! ni fu ni fa la verdad, se deja leer y a estas alturas ya es bastante...

Paco esto es el diluvio universal madre mía.