2010/03/30

El concierto del domingo: The Hidden Cameras






Todo el mundo ha escuchado I Believe in the Good of Life, incluida yo, sí, que luego lo reconozca es otra cosa pero todo el mundo lo ha escuchado y disfrutado. El caso es que el domingo estaba yo en otras cosas cuando llegué a la Sala Moby Dick a ver un concierto de The Hidden Cameras, bastante tuve con poder entrar en el parking de  detrás del bar porque era día de Derby madrileño y ya era bastante complicado de por sí llegar hasta allí. 
Cuando llegamos estaba todo aquello medio vacío. Poco a poco la gente fue llegando y yo seguía sin asociar la imagen de la banda  a ningún tipo de música en especial porque ya llega el momento en que te saturas y prefieres ignorar todo aquello que te vas a perder. Bien, pues una vez que la sala comenzaba a estar ya caldeada salió el grupo en pleno al escenario (sí, 8 tipos encima del escenario de la Moby Dick, y cabían todos e incluso bailaban) y comenzó la fiesta.
Motivos por los que me alegro haber ido: porque al día siguiente tenía un marrón y me tenía que volver a casa así que mejor disfrutar de un concierto ya que tenía que volver a  casa antes de tiempo. Porque son canadienses y en Canadá un grupo como Dios manda tiene muchos miembros, muchos instrumentos, incluidos los de viento y los más clásicos como un violín y mucha alegría sobre el escenario. Porque bailamos, nos reímos y disfrutamos de una noche agradable sin aglomeraciones y de muy buen rollo. Porque el grupo se lo pasó en grande, porque nos lo transmitió y porque, aunque empezó con las canciones más tristes, a mitad de concierto cambió el carácter del mismo y aquello fue una fiesta donde se saltaba, se hablaba y se reía a cada momento. Y porque el violinista era un puto crack, bueno, como el resto vaya.
Porque la música es muy buena y me encantó el momento poppie. Mamá, mamá, socorro, ¡¡¡SOY POP!!!!!!!!!.

Y aunque la famosa está en el primer enlace... a mi me gustaron también mucho las tristonas como ésta:


Y llevo desde ayer escuchándolos en Spotify.



11 comentarios:

trasgu dijo...

Hace mucho que no lo digo: ¡ Temazo!

Ros dijo...

jajajaja.... siiiiiiiiiiii!!!!!!!!

Paco dijo...

Sólo puedo escuchar la tristona :) estoy por grabarla y ponerla en una procesión :P

Ros dijo...

también es bonita... :)

trasgu dijo...

Como dije, la tristona es un temazo!! Si pusieran temas como éstos en las procesiones te aseguro que en vez de irme a Lisboa esta Semana Santa me verías por Sevilla o Malága haciendo el moñas con Antonio Banderas.

Ros dijo...

jajaja... ale, a pasarlo bien en Lisboa :)

laura dijo...

ayyy Ros, tu filosofía de llegar al marrón me ha encantado!
un besito y que disfrutes de estos días

laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ros dijo...

jajaja... bueno, es que a veces... es lo que hay. Igualmente guapa, báñate por mí si hace buen tiempo.

trasgu dijo...

Ya he vuelto de Lisboa, me encontré a un blogger conocido de ambos junto a dos viejos amigos.
Me encantó el atardecer en el Mirador de San Pedro, con un peazo dj pinchando house del bueno de fondo. Ahora que estoy escribidor igual le hago un post y todo.

Ros dijo...

me alegro que el viaje te haya traido encuentros con viejos amigos. Escribe la entrada y dame envidia que no he salido de casa en toda la semana santa anda :).

Yo quiero ir a ese mirador!!!!!