2010/04/30

Pena, penita, pena

Esta mañana me despertaba con la noticia de que Mocho Pasa el Mocho cerraba sus puertas. La sonrisa con la que suelo entrar en la página se me ha quedado congelada. Es el fin de una etapa. No es el fin de los blogs desde luego pero si que parece ser el cierre de una etapa muy buena para mí en la que el sentido del diálogo en internet y el diálogo en la realidad con esa misma gente, se acaba.

El primer en desaparecer fue Yunzapito, más adelante fue mi adorado Die Ruhe vor dem Funksturm el que chapó el chiringuito y me dejó huérfana y sola. Creo que es el blog que más echo de menos: la mala leche, la ironía y la ingente cantidad de información de todo tipo que me ofrecía lo hacía imprescindible para mí.

Pasó el tiempo y Verde Melón decidió cerrar sus puertas, Permanent Daylight y El buceador también e incluso Para chuparse los dedos me abandonó. Con cada abandono algo se perdía para mí. No se trata de la página en sí. No de todos pero casi del 85% puedo decir que la relación traspasó el terreno virtual para hacerse físico y convirtió a extraños en verdaderos amigos (lo mismo en conocidos porque a estas edades que tenemos todos la amistad se torna rarura) y el día que te abandonan te sientes igual que cuando te deja un novio sin explicación: perdida.

Los dos últimos han sido Coque, de Paisajes Musicales y Mocho en la misma semana. El palo ha sido muy duro si tenemos en cuenta que La Mujer Tirita e Ipodificada no suelen escribir muy a menudo. Y me siento sola, y triste, y con un extraño vacío que no sé a qué puede corresponder porque es la primera vez que tengo una melancolía virtual. El caso es que la tengo y creo que se acerca el principio del fin porque los blogs son para mí una manera de dialogar con amigos y no es el mismo espíritu el de ahora que de hace años.

Todavía recuerdo la primera quedada bloggera a la que asistí en La Bardemcilla. Sólo conocía a Yunza y por correo electrónico. Mocho se acercó a mí y me dijo, en medio de todos los asistentes ¿y tú quien eres? -Halo contesté yo. - Pues no te conozco.  Me quise morir en ese momento rodeada de extraños pero la noche fue un verdadero salir de un pozo para mí. Y ya sé que hay muchos blogs y mucha gente, pero me estoy haciendo mayor y no me veo con ganas de más.


Y además me ha entrado ganas de escuchar copla. Mucha de la de antes, que la de ahora no me llama.

8 comentarios:

pitzular dijo...

Bueno, yo he vuelto XDD
No soy Damon pero tengo una camiseta y una actitud similares....

coque dijo...

a mí esxribir una entrada para el blog me lleva un tiempo, y ahora mismo me supone un esfuerzo.
pero estoy contigo en que le espíritu ha cambiado.
sobretodo desde la llegada de facebook, las redes de comentarios, conversaciones y enlaces se han pasado a ahí.

para copla, yo me quedo con los discos de martirio con chano dominguez. una copla de aquella manera...

Ros dijo...

ya pitzular pero tu eres de la época twiter... es diferente.

coque... sip chano domínguez me gusta... sip..

calamarin dijo...

a mí también me ha dado mucha pena el cierre de Mocho... últimamente se están cerrando muchos blogs, algo pasa... que raro todo...

Ros dijo...

verdad que sí????a mi también me parece raro...

Ipodificada dijo...

Es lo que dice Coque, Facebook y otras redes están acabando con los blogs, ahora el boom de las 140 es lo que se lleva, lo instantáneo, ser el primero en comentar o decir algo es un MUST , y en mi caso... hacerme tantos perfiles de tantas redes, foros y demás, me consumen acabo agotada con tanta información que cuando quiero procesar y hacer algún comentario o una entrada el tema ya ha caducado !
Gracias por acordarte de los supervivientes.
Yo también creo en el cementerio de blogs. :)

Ros dijo...

pero me da pena pero en tu caso está justificado.

ynosek(+)kontarte dijo...

ay .... qué disgusto ... ay