2010/06/08

Get Well Soon - La Casa Encendida - Festival de Otoño en Primavera


Esto es lo que pasa cuando tienes tanta cantidad de música acumulada de la que has hecho un par de escuchas y luego has condenado al ostracismo para seguir con la lista: que te dicen que si quieres ir a ver a un grupo así y te lo planteas aunque el precio de la entrada sea tan ridículo que compense de cualquier manera el asistir.

La Casa Encendida se está especializando en traer a su patio artistas, grupos, experimentos audiovisuales, etc., con renombre y potencial para convertirse en estrella o regresar con un precio bastante más abultado que los 3 € que pagamos nosotras y seguramente a recintos donde el precio de la cerveza entra en terrenos que hacen cuestionar su procedencia. Por el mismo escenario ha pasado Nico Muhly y Ben Frost, Fuck Buttons o, por ejemplo, los conciertos de Radio 3 que celebran una gala todos los años por donde desfilan estrellas de primera categoría (el caso es que en el auditorio de la parte inferior también hacen cosas más experimentales y éstas suelen ser pelín más frikis... lo mismo no tan interesantes o para otras mentes más avanzadas que las mías que después de escuchar media hora de bases electrónicas tuvo que salir casi pidiendo una lobotomía para poder llegar hasta casa pero esto ya parece que lo hacen cada vez menos porque chico, la gente ni lo comenta y lo que es peor, no les gusta mucho, esto lo hacen ahora más en Medialab Prado).

La actuación estaba enmarcada dentro del área musical del Festival de Otoño en Primavera que se acerca peligrosamente a Photoespaña y otros cien mil eventos de la ciudad. De todas formas, cuando algo así se acerca, hay que aprovecharlo. 21:00 horas y, tras saber que los horarios se cumple con firmeza en la casa, entramos para adentro.

El album que presentaban era Vexations y, sinceramente, si alguien quiere conocer los orígenes gafapastiles del mismo, que clique en este enlace y disfrute.

Get Well Soon más que un grupo alemán es un proyecto personal de Konstantin Groper, el chavalito del traje de la foto que tenía que estar cociéndose porque en el patio hacía un calor de mil demonios. Esto es cosecha mía pero se trata de una especie de Jarvis Cocker alemán que todo lo que hace, lo hace bien. Además leyendo el programa del concierto (sí, programa, que para eso forma parte de un Festival de Artes Escénicas) te enteras que ha puesto música a Palermo Shooting que es una película de Win Wenters de la que has visto unas impactantes imágenes que tomó su mujer y que han estado en una expo en el Círculo de Bellas Artes el año pasado, así que decides que tiene que ser bueno.

La música es envolvente y atmosferica. Cada día me gusta más la unión de vientos, cuerdas, percusión y orquestación en un concierto. Me pone los pelos de punta. El concierto del pasado miércoles, ahora sí, y dejando todo sarcasmo e ironía a un lado, ha sido uno de los que más me ha gustado en lo que va de año. Fue un concierto de esos que te llenan, cuando estas en un concierto y te sientes plena, a rebosar y con una sensación de bienestar que te relaja. Además, los pelos como escarpias. El grupo entero lo hicieron genial y pasaron de la suavidad al climax de una manera estupenda.

Y además, como ellos ya de por sí son gafapastas, versionan a Underworld y no a Dylan, ni a Bowie ni a gente así que conocen en su casa sólamente y lo hacen así de bien:


Y poder estar a menos de dos metros de la gente que toca es un lujo si señor.

4 comentarios:

Duczen dijo...

Debió ser una gozada

Ros dijo...

si que lo fue si. Volverán :)

Gonzalo Fernández dijo...

Los tenía pendientes de escuchar y los has puesto tan bien que ahora mismo me los pongo :D

Ros dijo...

a mi me han parecido de lo mejor cito de este año.