2010/12/15

Mamá está en la peluquería


Después de ver la programación de diciembre y enero unos cuantos que no somos asiduos hemos decidido ir al Cineclub en Guadalajara porque la pinta de las películas es estupenda y porque así retomamos buenas costumbres. La primera de las películas a la que hemos asistido es "Mamá está en la peluquería", que no es que sea un drama, es un dramón pero tan sensible, bonito y bien rodado que da gusto verlo.  La historia es sencilla, la historia de una familia en los años 60, tienen tres hijos y una posición acomodada. Ambos son profesionales liberales (médico él y periodista ella) y su vida transcurre apaciblemetne y sin sobresaltos. De repente una serie de acontecimientos trastocan la vida de la pareja y ella abandona el hogar. El drama visto desde los ojos de tres niños de diferentes edades y la atención a su alrededor, también visto desde la infancia, nos descubren los dramas y problemas de la gente, mucha gente, tanta gente como la que nos encontramos en nuestro día a día.

La dirección de arte estupenda, la iluminación y la fotografía retro, de esa que te lleva directamente a la época en la que está ambientada la película y los detalles cuidados hasta el extremo hacen que la película canadiense, de Léa Pool sea más que altamente recomendable. A todo esto hay que unir la estupenda banda sonora que acompaña las imágenes... no digo nada porque está disponible en spotify y no tenéis nada más que clickar el enlace inferior para disfrutarla.


Si no la habéis visto hacedlo un día relajado y tranquilo porque es una historia de esas pequeñitas que merecen la pena. Comentaría que salí llorando como una magdalena pero es que eso tampoco es novedad... yo lloro con todo... otro día cuento 18 comidas y ya lo confirmo (recomendable también). Y ya de paso me ha encantado el cartel (afiche) anunciador... no sé si pedirlo o no pero creo que es de esos carteles que quedaría estupendo en mi casa... ya buscaré yo el sitio.

Os dejo con la canción más famosa interpretada por uno de los actores de la película pero de veras que hay que prestar atención al resto... es de esas bandas sonoras de disfrutar con un libro y una copa de vino, en este caso, tinto.

3 comentarios:

Carol dijo...

No le había prestado yo atención a esta peli, pero con lo que cuentas me la apunto, eso de salir llorando siempre me gusta je je aunque en mi caso tampoco es difícil soy una llorona compulsiva.

En cuanto al cartel pídeselo, yo lo pedí una vez en los Golem de Madrid, por el cartel de Control, y me dijeron que los cambiaban el jueves noche, que si iba me lo daban antes de tirarlo al contenedor. Pues... me fui de juerga y se me olvidó, aún estoy dándome de cabezazos cada vez que me acuedo. Bsos

ipodgirl dijo...

Me da que debo estar muy desconectada del mundo porque no había oído ni el título de esta película... xDD
Besotes!

Ros dijo...

Carol me lo han guardado!!! ahora sólo me queda decidir dónde lo pongo. Yo creo que te va a gustar :)

Ipodgirl... no hija no, que esto es de gafapastas... que los del cineclub no traen nunca nada conocido... no es que estés desconectada del mundo es que para conocer esto hay que estar al día de todas las frikadas. :)