2008/07/30

Realizing

Justo en el momento en que la matrona te llama por un nombre que no es el tuyo y tú la corriges amablemente. Justo en ese momento te das cuenta de dos cosas:
1.- Que esto no sirve solamente para el disfrute personal.
2.- Que, de la mirada que te ha echado ya intuyes que la citología te va a doler, porque ella no tiene pinta de recrearse en los preliminares.

Por favor, la próxima vez que quiera ir al cine, aunque sea para ver una de Alberto San Juan, que alguien me frene, que fue salir del cine de ver Gente de mala calidad , escuchar esta canción y ponerme a llorar como una madalena....

3 comentarios:

Yorchus dijo...

Mmmmm... Citologíiiiaaaa....

Halo dijo...

no es esa la cara que puse yo no.....!!!!!!!!!!

ISOBEL dijo...

jajajajaa si es que la carne nos puede... besitos