2010/04/09

Les 7 Doigts de La Main - PSY - Circo Price

Desde hace ya dos o tres años el Circo Price, en su nueva andadura, viene demostrando a todo el mundo que  dentro de la pista de un circo cabe un mundo, mil mundos. Por su escenario han desfilado espectáculos multimedia, circos tradicionales y conciertos, eventos etc., pero también están programando espectáculos que, utilizando las técnicas del circo tradicional, se despojan de todo el peso de antigüedad que pueden tener y de los prejuicios que puedan transmitir a la gente para dar una vuelta de tuerca y reinventar un espectáculo que sorprende generalmente a adultos y niños.

El caso del PSY, espectáculo de Les 7 Doigts de la Main es de los últimos comentados. La compañía canadiense logra, mediante la fusión de estilos acrobáticos y musicales y a través de un hilo conductor inesperado como es la representación de más de doce trastornos psicológicos, desarrollar frente al público un espectáculo dinámico, espectacular  y entretenido a pesar de la temática principal en la que se apoya (la locura). Para llevar a cabo este propósito cuenta, aparte de una tener una magnífica y polivalente puesta en escena que consigue que el escenario se transforme de manera ágil gracias al desarrollo del propio espectáculo, con la ayuda inestimable de un fondo musical que refleja y potencia el efecto dramático y las sensaciones que transmite el propio artista.

En el espectáculo escuchamos jazz en todas sus vertientes: desde nu jazz, be-bop, clásico y más fusionado, electrónica, música instrumental minimalista, pasando por temas de cabaret, rock duro, hip hop y boxeo que enlazan de una manera sencilla y emocionan, sí, creo que la palabra es emociona, a los asistentes al espectáculo.

Se representan durante el espectáculo escenas que nos trasladan a situaciones donde se desarrollan trastornos obsesivos compulsivos de la conducta, amnesia, hipocondría, insomnio, adicción, personalidad múltiple o trastornos de agresividad y maníaco depresivos todos ellos representados de manera individual por uno, a lo máximo dos artistas y enlazados gracias a coreografías corales.

Destacar sobre todos los números para mí el trabajo que realiza Julien Silliau con la rueda alemana. Su papel es el de un adicto y el número representa de una encantadora manera su problema enlazando además metáforas visuales  reforzadas por la iluminación y la proyección tras de él y la música electrónica hipnótica y repetitiva en un medio tiempo que refuerza en ocasiones la sensación de ansiedad y en otros la de locura de no poder salir de un círculo maldito.

Si tienes además, como tuvimos unos cuantos elegidos, la posibilidad de que la gente del Circo Price te enseñe las entrañas y el corazón del mismo,  podrás ver dónde se desarrolla el trabajo diario de tanta gente que trabaja para ofrecerte espectáculos como el que vimos el pasado jueves y así, saldrás con la sonrisa puesta, como decían los Hombres G.



Y solamente me queda comentar que durante el descanso de la obra vimos cómo había un par de padres con sus niñas y éstas estaban encantadas y emocionadas con lo que estaban viendo porque, si para un adulto asistir a PSY es una oportunidad de ver un espectáculo diferente, para un niño puede ser la oportunidad de descubrir un mundo. Se trata éste, como tantos otros que se programan en el Circo Price, de un show que puede ser disfrutado por toda la familia por el mismo precio que cuesta ir al cine (el día del espectador sí, pero por el mismo precio).

Si estás interesado en disfrutar de PSY (porque estarán actuando hasta el domingo 18) escoge tu día y acércate que no te vas a arrepentir. En este enlace tienes todos los datos para asistir.

Yo, agradecida y emocionada, solo puedo decir: gracias por invitarme a ir.

7 comentarios:

Paco dijo...

El Price, desde niño he escuchado a mi madre contarme los combates de boxeo y lucha libre que había allí. El circo. Y yo sólo voy para PHE :)

calamarin dijo...

Cunata envidia me da tu vida cultural querida Ros... ay!!

Ros dijo...

paco siiiiiiiiiiiii mi padre siempre repite lo de pinito del oro pero si fuera ahora no sé si lo reconocería. Estuvo muy bien porque nos enseñaron la trastienda y el espectáculo estuvo chulo.

Calamarín ays... vamos a tener que quedar :)

laura dijo...

Qué bueno no? me ha parecido interesantisimo lo que cuentas... y añado lo mismo que calamarín, envidia pura!!!

Ros dijo...

ay que no... que tenemos que quedar todos nosotros a algo :)

Señor Werty dijo...

ainsssssss y seguro que es más asequible que el circo del sol, espero.

sau2

Ros dijo...

totalmente accesible, de 15 a 25 euros la entrada más cara y se puede ir por la mitad no te digo más.