2011/12/27

Jero Romero


Yo no pensaba que Cabeza de León, el disco en solitario de Jero Romero fuera a gustarme. No por nada en especial la verdad; a The Sunday Drivers los recuerdo más por los conciertos en los que iba tan borracha que ni me acuerdo que por otra cosa y nunca fui a propósito a verlos aunque si que los disfruté en varias ocasiones. El caso es que una vez finalizada la etapa grupal, Jero decidió grabar un disco en solitario y, para ello, pidió ayuda a la gente, al público que le seguía y que ha demostrado que le sigue apoyando incluso antes de escuchar nuevo material de él. Así que decidió recurrir al crowdfunding, en este caso en la plataforma española Verkami para conseguir financiación y vaya si la consiguió, con creces, no hay más que ver lo que pedía y lo que ha recaudado.

Mi sorpresa vino  cuando mi chico me dijo que él había sido uno de esos micromecenas que había apoyado a Jero y que este les informaba a todos puntualmente de los avances de su trabajo y del día a día de la grabación haciéndoles copartícipes del proceso de creación (Jero majo, que casi son reyes, ¿cuándo nos envías el vinilico???) y todo hacía ver que se trataba de un trabajo con mucha dedicación y muy delicado hecho mano a mano con Charlie Bautista. Una vez que pasó el proceso de grabación les hizo llegar la descarga digital y pudimos disfrutar con anticipación de las delicadas canciones de Cabeza de León, y ahí fue, aún cuando yo no prestaba mucha atención y todavía no había comenzado la ronda de Jero por los medios yo caí enamorada de sus canciones, pequeñas, delicadas, en español (tampoco pensé jamás que Nawja Nimri me fuera a gustar en español y también me equivoqué) y como se dice mucho ahora: muy íntimas.

Reconozco que no es que me haya gustado, Cabeza de León me ha encantado y es de esos discos junto a The New Raemon, Coque Malla y Depedro que el cd de mi coche un día quemará porque no me canso de escuchar una y otra vez canciones como Ya te lo decía yo, mi favorita o Nadie te ha tocado, que es más animada. Me ha gustado la melodía y me han gustado las letras, entre las que repite mucho la palabra miedo, no sé si por el pánico de lanzarse a la piscina a la hora de grabar un disco y pensar si le gustará a la gente o por cualquier otra cosa que seguro que tiene sentido para él y no para los demás.

Así que no quería acabar el año sin dejar de recomendar una y mil veces el disco de Jero Romero y decir que, como un amigo mío, yo ya tengo religión, soy jeroromerista. En el siguiente enlace podéis escuchar el disco entero en bandcamp:



6 comentarios:

Markitos dijo...

Ni me acordaba de la proposición de este tío con las ayudas.

Al final, quien tiene talento sobrevive.

iaGo dijo...

A mi tambien me encantó. Eso si, yo era muy fan de los Sunday, me parecian geniales, y me dio mucha pena su separacion. En cuanto supe lo de Jero, solo tarde en aportar, el saber cuanto valia el vinilo. A ver si nos llega en breve!!

Ros dijo...

prueba

Ros dijo...

markitos, eres malvhado!

iago. A ver cuándo nos llega

raúl fdz pacheco dijo...

mucho, la otra parte de los sundays, son mucho, pero es que este tío ya es demasiado. genial.

Ros dijo...

si que lo es Raúl :).