2009/08/11

Tito Andrónico: la decepción total

Seis veces, seis montajes, cada uno diferente y con su propia personalidad a los que he asistido de Animalario, ya fuera en la aldea, la Abadía, el María Guerrero o el Matadero. Siempre, en todos ellos he esperado, en cada momento, que Animalario me sorprendiera, que fueran realmente transgresores y que hicieran sobre el escenario todo aquello que se les presupone. El resultado: negativo claro. En alguna ocasión si que han conseguido hacer que el espectador (supongo, yo lo hice) consiga reflexionar acerca de los "grandes temas universales" que se tratan en sus obras, el resto, mucho ruido y pocas nueces (esperemos que no se atrevan nunca con ella).

Y Tito Andrónico es la decepción final que me hace desistir y decir como dicen mis "amigos guays" de la música: a estos había que verles antes. A Animalario también había que verles antes y, si me apuras, no haberles visto tampoco hubiera sido malo. En todos los medios se ha vendido como la obra más transgresora y provocativa de la compañía. Bien, pues si eso es todo lo que han hecho, ya les vale (premios conseguirán seguro pero merecidos ya será otra historia).

La puesta en escena no es nada innovadora, el tipo de escenario que han realizado lo hemos visto este último año en varias obras (Gris, De avaricia, lujuria y muerte... y varias otras que quizás no recuerde). El vestuario: no te digo yo que le digas a David Delfín o a cualquier otro diseñador que te haga un vestuario ad hoc espectacular (que podrían ¿no? que tienen fama) pero vaya, un poco de uniformidad no habría estado mal porque a pesar de querer marcar una atemporalidad, ésta queda deslucida por la diferencia estética que presentan los diferentes personajes.

Los personajes. Si tienes un escenario circular y los actores aparecen y desaparecen por él, lo mismo no estaría mal que no se notasen las entradas y salidas (sigo pensando por qué no ví a nadie desaparecer en Hamlet). La escenificación de la violencia: cutre a más no poder.

La elección de los actores. No voy a comentar nada de nadie a excepción de dos: inmensa Nathalie Poza, que clava todos los personajes que hace, ya sea televisión, teatro o cine y el horrible papel que hace Alberto San Juan. El personaje de Tito Andrónico pedía a gritos un actor maduro, máxime sí, como ocurrió, los vas a presentar desnudo. Se trata de presentar la decadencia del guerrero que no es precisamente lo que es el actor y, por si fuera poco y si alguien piensa lo mismo ya no seremos tiritawoman y yo las únicas que piensen así, por qué declama de la manera en que lo hace. Da igual el sentido del texto, da igual lo dramático que pueda resultar o que exprese un sentimiento u otro, San Juan repite la misma entonación siempre y, al final, acabas con ganas de matarle porque se está cargando el texto, lo que, unido a la serie de recursos que repite en todas y cada una de sus representaciones, está haciendo que le coja una manía al verle actuar en teatro bastante más que fuerte.

Y a todos aquellos que siguen la fama de los protagonistas de Lex o al ganador del Goya al teatro... por favor, en los intermedios no se aplaude... queda cutre, lo sé hasta yo que no entiendo de teatro.

Y ya por último y que no es culpa suya... joder, los programas de mano del Matadero, del Español en general, son feos, muy feos, son de los más caros y te dan un panfletillo, ya podrían aprender del CDN.

Así que, espués de haberme reído en La boda de Alejandro y Ana, hacerme reflexionar en en las Últimas palabras de copito de nieve o ver cómo había crecido la compañia en Marat Sade, Tito Andrónico me ha decepcionado profundamente, tan profundamente que ya están en el saco de Calixto Beitio (y este me sigue tirando pero ya para ir yo sola a verle).

Este otoño al Pavón a ver teatro clásico como está mandao.

14 comentarios:

Cosechadel66 dijo...

Leyendo entre lineas, parece que no te ha gustado, ¿no?

Carpe Diem

Duczen dijo...

Como el teatro es una de mis asignaturas pendientes suspensas con matrícula de deshonor, poco puedo decir, salvo que es interesante leer lo que pones, pero que ni puta idea.

Y con las mismas, me desvío al lado menos serio:
"... el horrible papel que hace Alberto San Juan", "... San Juan repite la misma entonación siempre y, al final, acabas con ganas de matarle porque se está cargando el texto, lo que, unido a la serie de recursos que repite en todas y cada una de sus representaciones, está haciendo que le coja una manía al verle actuar en teatro bastante más que fuerte...". ¡Joder!, ahora estoy preocupado pensando en ladrones de cuerpos y vainas bajo la cama. ¿Qué habéis hecho con Halo?.

Halo dijo...

cosecha... pero así entre líneas nada más.

duczen. Más me duele a mí, créeme, más me duele a mí.

ynosek(+)kontarte dijo...

Estos críticos (tu) sacando siempre de donde no hay...

Ipodificada dijo...

¿has vuelto?
Call me pls.
... cuanto sabes y que bien lo cuentas... (no va de coña, eh!!) pero se me hace raro verte hablar "mal" de San Juan.
XoXo

Peritoni dijo...

Pues vaya chasco, ¿no?. Y eso que en algún sitio he leído esto:
La interpretación de Alberto San Juan es genial en el papel del viejo, loco, cruel y sanguinario Tito. La desmesura de su violencia arrastra a su familia y al él mismo a través de una interpretación profunda, intensa y cruda. Lo clava. Amen de su piel desnuda.

coque dijo...

pues eres la primera que leo con una crítica mala...
a mí el teatro no me termian de llamar. no sé por qué...

Halo dijo...

ipod ya si eso esta tarde nos ponemos al día.

peritoni un chasco muy grande... nadie va a escribir nada malo estoy segura... pero sinceramente, creo que no han visto la obra... a mi me pareció de vergüenza. Y San Juan desnudo pues mira, un tío de 40 años, sin arrugas, sin grasas y sin músculos... así que lo de la piel desnuda no sé yo.

coque... si me gusta el último de moby qué se le va a hacer... voy como el salmón, a contracorriente.

Markitos dijo...

Te lo pasaste como una enana en un cine lleno de jirafas.

Anónimo dijo...

la verdad que esta bien opinar pero es lo mas fácil del mundo, me gustaría veros en vuestro trabajo s os mereceis el trabajo que tenei, igual si os vieran al díasiguiente estabais todos en la calle. en ete país la envidi sigue reventando cerebros. ros y punto dices primero que animalario no te interesa, luego hablas de 3 espectaculo que te parecen buenos para terminar dicendo que no volveras a ver a animlario. tu te lo pierdes pero desde luego el criterio y la coherencia las tienes un tanto difusas. que manía de hablar de si son famosos o no, y que mas da eso. tienestoda la pinta de ser una autora actriz o profesional de este sector que te va como el culo. si no es así dinos donde podemos ir a verte a ver que eres capaz de hcer ademas de criticar. si te dedicas a otra cosa antes de criticar tan envidiosamente mirate un poco a ver como trabajas tu y aplicate un poco de humildad. por cierto, a calixto bietio le acaban de dar el premio europa de la cultura 2009 por su trayectoria como director de escena y ese premio no lo dan 4 como tu que no tienen ni idea. la verdad que gente como tu mejor que no vaya al teatro, ala a pasear por Madrid,

Anónimo dijo...

Ser anónimo son todo ventajas, tan pronto escribes un incunable como comentas con faltas de ortografía, tan pronto reclamas que alguien de la cara como no muestras la tuya, tan pronto acusas a la gente de no ser profesional como confundes una opinión en un campo con la labor en otro y tan pronto no argumentas nada como crees que tu ombligo tiene las pelusas más bonitas. Ahora que lo pienso, definitivamente no quiero ser un anónimo y esperaré a que bajen las temperaturas para pasear por Madrid.

Halo dijo...

Bueno, tú te has quedado a gusto ¿no?. Es lo bueno de un blog, que no pretende nada, nada más que dar opiniones personales acerca de lo que uno ve o disfruta. Solamente un par de cosas... gente como yo es la que hace que el teatro se mantenga pagando una entrada casi dos veces al mes y, lamento decirlo pero seguiré yendo al teatro y, cuando no me guste, seguiré diciéndolo. Que ganas tengo de que Juan Mayorga haga algo o Tomaz Pandur vaya.

Por otra parte, mi relación con Animalario es "bipolar". Me gustan (gustaban) pero siempre esperé que fueran mejores y como audiencia de un espectáculo tengo (creo) todo el derecho del mundo a que algo me guste o no, y Tito Andrónico, no me ha gustado. Y a Calixto Beitio le he visto las veces suficientes como para discernir las veces que me ha gustado de las que no y también leo (no te creas, además de lanzar mis opiniones también se leer) y estoy al tanto de los premios que les han dado.

Ser Anónimo es muy "cobarde" sobre todo a la hora de decir las cosas que explicas pero como aquí se respetan todas las opiniones, la tuya no se ha borrado como ves. En cualquier caso puedes seguir aquí o enviarme un correo al mail que está en el perfil para darme explicaciones más profundas... lamentablemente yo aquí te respondo ahora y no más, quizás en mi correo personal si te respondería pero aquí no.

Y no te enfades tanto porque un blog como este no es nada, mi ombligo se satisface con poco y ni siquiera me he afiliado a ninguna plataforma que me genere más visitas, este es un espacio totalmente hedonista que leen cuatro gatos. Y por último, si nos comentas tu profesión lo mismo entendemos todo un poco.

Anónimo dijo...

No entiendo nada....Alberto San Juan en Tito Andrónico te deja sin habla, es magistral como casi siempre en todo lo que hace...no se me ocurre un actor mejor en España (de su edad, claro...). Amo el teatro.

Halo dijo...

llegar aquí y leer esta entrada sin conocerme puede inducir a pensar que no me gusta Alberto San Juan. Existe una categoría dedicada a él donde puedes tener una idea de si me gusta o no Alberto San Juan. Y en Tito Andrónico no me gustó, a tí si, vale, ambas opiniones son válidas ¿no crees?